Bésalo, bésalo mucho

1

Besar apasionadamente te mantiene joven. Al besar ejercitas más de 30 músculos faciales, disminuyendo así la formación de arrugas y estimulando la regeneración de la piel.

Los besos aumentan la tensión arterial y el ritmo cardíaco, lo que activa y mejora la circulación sanguínea, que a su vez fortalece tu sistema inmune. Es decir, ¡te hace más sana!

En un beso largo y profundo puedes llegar a quemar hasta 13 calorías; haz cuentas de cuánto necesitas besar a tu chico para quemar esa rebanada de pastel. Además, te ayuda a relajarte.

Los besos también estimulan la liberación de endorfinas, las hormonas encargadas de provocar la sensación de placer y felicidad y que actúan como antídoto para la depre.

Con un beso podemos decir más que con mil palabras y es una de las formas más placenteras de comunicarnos. Pero ¿sabías que esta rica actividad te puede dar muchos beneficios?

Los besos promueven la secreción de otras hormonas que funcionan como analgésicos, alivian alergias y retrasan la aparición de síntomas como estornudos y secreción nasal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *